Publicaciones

REGULACIÓN AL TELETRABAJO

El pasado 18 de febrero de 2020, se promulgó la Ley 126 de 18 de febrero de 2020, que regula el Teletrabajo y modifica un artículo del Código de Trabajo.

¿Qué se entiende por Teletrabajo? Consiste en la relación de trabajo, sin la presencia física en las oficinas de la empresa, ya que se presta el servicio a través de medios informáticos, telecomunicaciones o análogos y a su vez, se ejerce el control y la supervisión de las labores.

Esta Ley establece la posibilidad de transformar la prestación de servicios de forma presencial a una modalidad de teletrabajo, sea por tiempo parcial o completo. Se le puede exigir al trabajador que regrese a laborar a sus oficinas con un preaviso de acuerdo con lo convenido previamente.

El empleador podrá requerirle al trabajador que efectúe labores de emergencia en concepto de trabajos de guardia, mejor conocidos como “On Call”, siempre que el trabajador lo haya consentido y cuando la emergencia exija traslado del trabajador a alguna oficina o dependencia del empleador, este le proporcionará los medios de transporte adecuados o reconocerá el gasto de transporte que este incurra.

La ley estipula que el empleador deberá correr con los gastos adicionales que se incurran por el aumento de velocidad de la red o el ancho de banda, en caso de que se requiera para la adecuada ejecución del teletrabajo.

Finalmente, en la mencionada Ley, se modificó el artículo 151 del Código de Trabajo, adecuándolo a los medios tecnológicos de pago, quedando de la siguiente forma:

“El salario deberá pagarse en dinero de curso legal en la parte estipulada en dinero, que por lo menos deberá corresponder íntegramente al mínimo fijado por la ley. Queda prohibido hacer los pagos en mercancías o en vales, fichas, cupones o cualquier signo representativo, con que se pretende sustituir la moneda.

Sin embargo, se podrá pagar el salario mediante cheque o transferencia bancaria en cualquiera de los casos siguientes:

1.  Tratándose del personal de oficina, siempre que el cheque se entregue en horas en que el respectivo banco se encuentre abierto y se den facilidades para cambiarlo dentro de la jornada de trabajo;

2.  Por transferencia bancaria, siempre que el colaborador tenga la posibilidad de aperturar o utilizar una cuenta bancaria propia y el costo del servicio sea sufragado por el empleador. En áreas donde no esté disponible un cajero automático para el trabajador, el empleador no podrá utilizar esta metodología de pago y tendrá que adoptar el pago en efectivo de la moneda de curso legal o cheque; o

3.  Cuando así se acuerde en una convención colectiva.

Cualquier consulta, quedamos a su disposición.

 

Para más información:

Humberto Hernández J. humbertohj@facalaw.com
Liz Michelle Ramsey lramsey@facalaw.com

Download PDF